268 Views

Elena Hannan, “La Güera de la Prieta”

Impulsora del turismo en Hidalgo del Parral, Chihuahua, cuando apenas esta comunidad era sólo un reflejo de un pueblo minero.

La mujer que transformó la tierra que vio morir al general Villa y que impulsó el desarrollo turístico de Hidalgo del Parral.

HIDALGO DEL PARRAL, CHIH., MX. / JUNIO DE 2009 / REVISTA NET. – 

Mesurada en su estilo propio, fresco y vanguardista, Elena Hannan Sherman, recién nombrada Hija Predilecta de Parral, improvisó un breve espacio de su apretujada agenda para expresarnos su agradecimiento con el pueblo que la vio nacer.

Durante una visita a la Capital del Mundo de la Plata, Elena Hannan, quien resultó ser una gran conversadora y una verdadera detective del tiempo, nos introdujo en temas del pasado que nos transportaron y nos invadieron de nostalgia a través de un paseo dominical por los rincones de la legendaria Mina la Prieta.

Transcurría el año 2001 y un fuerte deseo inquietaba a los parralenses. ¡Queremos la Mina!

Elena Hannan ha dedicado gran parte de su vida al rubro turístico y mercadotecnia, claro está que por más de 10 años prestó sus servicios para el expresidente de México Miguel Alemán Valdez, quien fundó el Consejo Nacional de Turismo. Su estrecha relación con empresarios como Juan Rebolledo (quien fuera subsecretario de relaciones exteriores en el sexenio del presidente Ernesto Zedillo), con vicepresidente del Grupo México o la amistad que sostuvo con Daniel Chávez, jefe de operaciones de todas las minas de Asarco y su pasión por las bellezas naturales y riquezas históricas de México hicieron que Elena Hannan y su séquito, integrado en parte por el exalcalde de Hidalgo del Parral Bernardo Avitia y su entonces director de Turismo y Cultura Sebastián Espinosa –ambos ya fallecidos–, fueran el equipo perfecto para que, después de una batalla de dos años y 17 juntas extraordinarias, Mina la Prieta lograra ser un comodato legal por 45 años renovables y al poco tiempo su compra se realizara por 11 millones de pesos, convirtiéndose en patrimonio cultural del municipio, siendo hoy por hoy el imán turístico de mayor trascendencia de los últimos tiempos, seguido de la imagen de Francisco Villa. 

Por si lo anterior no fuera suficiente, en el 2006  la paradójicamente bautizada como “La Güera de La Prieta” (por Mina «La Prieta») fue fundadora del Servicio Sismológico Nacional; razón de sobra para rendirle un homenaje a esta exitosa empresaria de 60 años de edad.

Una anécdota imborrable, el inicio de una nueva era

“Hace unos ochos años iba yo pasando por uno de los corredores del Tianguis Turístico de Acapulco, cuando de pronto recibí un  volante de Hidalgo del Parral Chihuahua. Pegué un grito. ¡espérese, espérese alto ahí!, ¿quién me dio esto? Es que yo soy de allí, ¡sensacional!, no hay coincidencias, ¿verdad?… fue como un reencuentro con el destino”.

La mujer que transformó la tierra que vio morir al general Villa y que impulsó el desarrollo turístico de Hidalgo del Parral para que compitiera sólidamente en el mercado turístico internacional.

Su padre James Hannan ┼ (originario de West Virginia) estudió en la escuela de minas de Colorado y fue jefe de ingeniería de Mina la Prieta, en tanto su madre Louise Sherman ┼ (de Colorado, su padre, por cierto, dueño de varios periódicos de pueblos, al poniente de las rocallosas) se graduó de geóloga, en el Colorado College.  Llegaron a México en 1943, año en que, por motivos de la Segunda Guerra Mundial, todos los hombres que trabajaban en las minas eran enviados a la guerra. Nació una madrugada del 29 de mayo en la desaparecida clínica destinada a los mineros, establecida en Mina la Prieta. Creció en el mundo minero, entre jales ymadera tejana, rodeada de trabajadores humildes y familias sencillas. Durante su juventud se mudó a la Ciudad de México, donde estudió Ciencias Políticas. Hoy Elena tiene dos hijos. El varón acaba de terminar un doctorado en antropología e historia y se va a especializar en la ciudad Azteca. Su hija acaba de casarse.

“Debí morir yo en vez de él”, señala llorosa Elena Hannan al recordar la trágica muerte de Bernardo Avitia, hace tres años. En ese entonces, ella estaba hospitalizada, producto de un padecimiento respiratorio. “Dejó en la orfandad a cinco hijos y a su esposa Lupita. El padre de Bernardo decía que mi papá le enseñó a trabajar, lo quería mucho, llevamos una relación de hermanos. Y, por si no fuera suficiente, hace un año, otro golpe: se nos va también Sebastián Espinoza, mi otro brazo. Dicen que soy la Hija Predilecta de Parral, ‘y con mucho honor’, pero Mina La Prieta no la logré yo sola, fuimos todos nosotros, fue parte de un equipo. Yo llegué cuando me necesitaron y pude abrir las puertas. Simplemente fui un instrumento vital en ese momento”.

“Para nosotros, el motivo por el que existe Hidalgo del Parral es la mina”, dice Elena Hannan. 

“Su apertura significó algo muy importante cultural e históricamente, una situación que Grupo México no entendía. 

De no haber luchado tanto por ella quizá la hubiera comprado algún empresario para convertir el espacio en un complejo residencial de tipo Infonavit”, refiere.

Al respecto, la ojiazul aclara: 

“No soy empleada del municipio, nunca han votado por mí, y no me pagaron por hacer esto. 

A pesar de haber estudiado Ciencias Políticas, Elena Hannan se declara apartidista (que no profesa ningún partido). “Si tú me vas a asignar algún partido”, comenta, “mi partido es Parral. Y si estamos hablando a nivel nacional,  mi partido es el turismo”. 

¿Qué la motivó para dedicar su tiempo y esfuerzo en un plan que en cualquier momento pudo emitir un fallo?

“Yo lo hice porque quise, porque soy originaria de aquí, creí en el proyecto, creí que nuestra gente podía volver a comer y porque creo que todo mundo tiene la obligación de ayudar a aquella comunidad que la vio nacer o que nos dio lo que somos hoy día. Mi obligación aquí es moral, social y devolverle un poco a México lo que él me ha dado”, responde. 

Otra razón por la que se ha negado a a participar en partidos políticos, es que considera que perdería credibilidad, lo cual la caracteriza.Durante su la lucha por hacer que Mina la Prieta fuera un comodato y posteriormente ofertado al municipio gobernaba el Partido Acción Nacional, lo que ha ocasionado que la liguen al blanquiazul, a lo que ella responde: “Igual lo hubiera hecho con el PRD o el PRI a la cabeza”. 

Cuando nuestros ojos se acostumbraban a la ‘penumbra’ se reveló un lugar extraordinario. Fotografía: Josué Cervantes