611 Views

La dieron por desahuciada, pero ella y su familia jamás se rindieron. «Luly» venció el Parkinson

Lourdes Meza, “Luly”, primera paciente de Parkinson en ser intervenida con la Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda en Ciudad Juárez.
Cámara, edición y video: Gustavo Cabullo Madrid

CIUDAD JUÁREZ, CHIH., MX. / ABRIL, 2023 (servisible.mx). – 

Ciudad Juárez cuenta con una nueva alternativa para los enfermos de Parkinson, una intervención quirúrgica denominada Cirugía de Estimulación Cerebral Profunda, para aminorar casi en su totalidad los efectos de este padecimiento.

No existen cifras exactas de pacientes de Parkinson en México. Sin embargo, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía estima una prevalencia de 50 casos nuevos por cada 100 mil habitantes al año. A nivel mundial, se calcula que cuatro o cinco millones de personas mayores de 50 años puedan padecer esta enfermedad.

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta el movimiento. Suele comenzar entre los 50 y 65 años de edad. Aunque es un padecimiento crónico, puede ser tratada y controlada eficazmente. Puede presentarse tanto en hombres como en mujeres, no obstante, se reporta una mayor prevalencia en hombres que en mujeres. No es hereditaria ni contagiosa. Si bien esta enfermedad dificulta el movimiento, no causa parálisis.

Ocurre cuando las neuronas no producen suficiente dopamina, una sustancia muy importante para el funcionamiento del cerebro que interviene entre otras funciones a los mecanismos del movimiento.

¿Cómo identificarla?

Los síntomas comienzan gradualmente. A veces, comienza con un temblor apenas perceptible en una sola mano. Los temblores son habituales, aunque la enfermedad también suele causar rigidez o disminución del movimiento. Los síntomas típicos de los pacientes son:

  • Temblor de reposo: frecuentemente es el síntoma inicial, comienza en una extremidad y después se generaliza en todo el cuerpo.
  • Rigidez de músculos: es otra de las primeras manifestaciones que se presentan. Los músculos están rígidos y poco flexibles.
  • Lentitud de movimientos: los movimientos se hacen muy lentos, ocasionando que la persona se tarde el doble de tiempo o más en realizar actividades de la vida diaria, por sencillas que éstas sean.

Otros síntomas que se pueden presentar son: trastornos de la marcha, trastornos del equilibrio, sialorrea (exceso de saliva), inexpresividad facial, habla lenta y depresión.

Fuentes y sitios de interés para mayor información:

(Con información de www.gob.mx)